torosenladesa  
 
  LA TIENTA 15-12-2018 10:40 (UTC)
   
 

 

La Tienta

 

La tienta

La tienta es la prueba que el ganadero realiza a sus erales para apreciar o comprobar la bravura de machos y hembras. En ella, el ganadero es el juez, es quien dirige personalmente la tienta como si tuviese una lupa; de sus errores o aciertos depende el éxito o fracaso de su ganadería. Es ejecutada por el tentador (generalmente el mayoral de la ganadería) y un matador de confianza del ganadero.

La tienta de machos

La tienta de hembras en la plaza constituye un verdadero experimento de alquimia. La prueba en el caballo es la primera: se le ubica a la vaquilla contra querencia para que le cueste acudir, y luego de cada puyazo, se le coloca lejos de la cabalgadura, para que arranque una y otra vez. No deberá escarbar o exponer cualquier otra manifestación de mansedumbre. En el caballo se capta no solo la bravura de la becerra, sino la fijeza de su embestida, el son que lleva en ella, si lo hace derecho, la distancia a la que se arranca, si es pronta o tarda, si se estrella en el peto o le busca las vueltas al caballo, si se entrega o se defiende. 
En la primera vara, la vaca deberá colocarse a una distancia razonable; en los sucesivos puyazos se colocará más lejos, si ha peleado con clase. 
La segunda parte de la prueba se lo realiza con la muleta, donde el diestro probará a la erala por los dos pitones, para medir su nobleza.

La tienta de hembras

No siempre están de acuerdo los ganaderos en el tentadero de machos; para unos, el toro debe llegar a la lidia totalmente virgen para evitar cualquier resabio. Un toro avisado (toreado previamente) debe quedar invalidado para la lidia, porque llega a conocer los engaños y comienza a buscar el cuerpo. Por lo tanto, la tienta de los machos se reduce a la prueba con el picador, sin que intervenga capote ni muleta. Es aconsejable que la tienta de machos se realice en campo abierto, en su hábitat natural, ajena a corralones, portones, burladeros o tapias que se pueden grabar en la memoria del becerro y puedan echar a perder la corrida cuando sea toro. La prueba de bravura comienza por el derribo del animal, precedido por el juego de hacerlo correr hacia la querencia, donde le esperan las picas. El picador deberá colocarse de tal forma que deje libre su camino natural, tal como lo hace en el ruedo: el becerro entonces es libre de irse o quedarse y pelear. En las dos o tres veces que entra al caballo, el ganadero, al igual que en la tienta de hembras, observará si eral es fijo, si duda en arrancarse, si escapa, la distancia a la que embiste, si embiste de frente o de costado, su galope, si trota o se viene andando, si se estrella contra el peto o se frena; si humilla o lleva la cara alta, si empuja con fijeza o cabecea.

 

 

 
  TOROS EN LA DESA
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  TU BLOG SOBRE EL TORO BRAVO
  Publicidad
  PUBLICIDAD
AQUI SU PUBLICIDAD 669730778
  PUBLICIDAD
AQUI SU PUBLICIDAD 669730778
  PUBLICIDAD
AQUI SU PUBLICIDAD 669730778
  PUBLICIDAD
AQUI SU PUBLICIDAD 669730778
Hoy habia 1 visitantes (10 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=